13.7.06

Mini cuentos (I)

Esta es la primera entrega de los mini cuentos, habrá más, espero. Son cuentos extremadamente breves pero no por ello menos bellos o aleccionadores, auque tampoco pretendo aleccionar a nadie ni surgieron con ese propósito.

Has de controlar tu violencia, tanta violencia no es buena.

----------------------------------------------------------------------------------

Ella sospechaba hasta de una botella de agua.

----------------------------------------------------------------------------------

- Amórrate al pilón -, y la muy puta lo hacía.

----------------------------------------------------------------------------------

La camarera argentina me miró como si yo fuera un asesino o una mala persona. Su mirada era muy seria. Tengo que resolver esta duda.
Ayer dormí poco - por hoy -, ¿será eso?

----------------------------------------------------------------------------------

Las jovencitas meneaban, palmeaban sus chochitos frescos deseosas de ser empaladas por un falo omnipotente.


----------------------------------------------------------------------------------

Caminaba por el escenario al que habían apostillado "vida" sin saber qué, cómo y cuándo.

----------------------------------------------------------------------------------

Sus andares chulescos anunciaban su estupidez.
Desde luego no se podía esperar mucho de una persona que andase así, llámame prejuicioso.

----------------------------------------------------------------------------------

Pese a su corta edad resultaba estar hecho un viejo.
Debía entrenar para recuperar su juventud. Se había ganado a pulso su vejez a base de desidia.
Un torrente de vitalidad debía recorrer su cuerpo, sus venas, su alma. Ese era su sueño, su deber.

----------------------------------------------------------------------------------

La escuela cínica le convencía. Quería aplicar la filosofía cínica a todas las facetas de su vida, convertirla en estilo de vida.
Quería ser cínico de corazón.

----------------------------------------------------------------------------------

Era un negocio bien montado. Asentado y creciente.

----------------------------------------------------------------------------------

Todo era imagen. Todo en base a ella se regulaba.

----------------------------------------------------------------------------------

Era un poeta de la basura. (Juntaba torres y luego las escupía)

----------------------------------------------------------------------------------


La lógica capitalista todo lo abarca, todo lo alcanza. Es como el amor de Dios.
Se filtra por todos los poros y rendijas y empapa la esencia de las relaciones transformándolas a su connivencia y conveniencia.

----------------------------------------------------------------------------------

El café perpetuaba su existencia.
Pensó en hacer un tótem de la cafetera.
Día a día loaría a su dios y le ofrendaría
tazas vacías en señal de gratitud.

----------------------------------------------------------------------------------


Se le escurrió un pedo furtivo
por entre sus glúteos
que recorrió suavemente los pliegues de su ropa.
El micro amplificó el vaporoso y fugaz sonido.
Se hizo el silencio en el auditorio y al poco comenzó el cuchicheo.
El ponente se acongojó, y de la tercera fila se escuchó un "guarro".

----------------------------------------------------------------------------------

Se rascaba el sobaco con fruición.

----------------------------------------------------------------------------------

-Mamá, mamá ¿por qué los pájaros cantan?
-Porque tienen una caja de música en su garganta.

5 comentarios:

Gabi dijo...

Me han complacido mucho tus cuentitos. Los voy a recomendar. En especial el del café, el poeta y la lógica capitalista.
Ahí va uno mío: "Había una vez que perdió la vez"

Esteban dijo...

Aspirante a cinico, tengo una pregunta: ¿se puede ser cinico de corazon mediante la voluntad de serlo? ¿O el cinismo es algo que poco a poco toma el corazon, y un dia, lo cubre y lo abarca por completo? ¿Es voluntario el cinismo, o solo la pose de cinico es lo voluntario? Preguntas, mi querido aspirante, para las que no poseo respuesta.

RUFUS dijo...

hay algo ke me perturba.
¿que tiene de raro sospechar de una botella de agua?
a mi todas me resultan inquietantes.

buenos cuentos aunque no creo que la palabra cuento sea correcta en este caso (por muy mini)

mini-reflexiones, mini ocurrencias, mini no sé que, pero cuentos?

wueno, todos utilizamos las palabras como queremos.

PD: ahora me dispongo a poner la palabra de verificacion, que lo sepas.
para vuestra curiosidad, me ha salido: boqwni bastante facil no? no tendre que repetir (con otras letras)

salut

aspirante dijo...

mmm, Esteban, esas son preguntas que exigen un mínimo de reflexión, prometo intentar responderlas como buenamente pueda más adelante. Y a ver cuando visito tu blog; ahora no tengo mucha disposición de internet.
Salut Rufus, te parecieron buenos mis miniloquesea? gracias.

Anónimo dijo...

Felicidades por los minicuentos. Tengo uno aunque es de dos párrafos.